¿Conoces el libro (o mejor dicho, el best seller) de Hal Elrod, Language Miracle Morning? En él, el autor propone una sencilla solución para optimizar las jornadas y concentrarse en lo esencial. Ser más eficaz haciendo una cosa muy sencilla: levantarse un poco más temprano por la mañana. Después de leer este libro, Luca decidió levantarse cada mañana 1 hora antes  para dedicarse al aprendizaje de idiomas. ¿Y si tu también adoptaras el Language Miracle Morning o, para darle una traducción, la rutina lingüística matinal?

El Language Miracle Morning te ayuda a aprender idiomas

Este vídeo y los consejos de Luca para crear tu propia rutina lingüística matinal están en inglés. Puedes activar los subtítulos haciendo clic en la parte inferior derecha del vídeo, sobre el icono del engranaje. Desde ahí, selecciona el idioma deseado entre los subtítulos disponibles: español, italiano, francés, inglés, alemán o portugués.

Puedes ver el vídeo en YouTube o directamente desde aquí:

No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube para más consejos de aprendizaje.

Cómo adoptar el Language Miracle Morning

Hoy quiero hablar de un libro que realmente me ha cambiado la vida: Miracle Morning, de Hal Elrod. Mi objetivo de hoy es explicar cómo este libro puede ayudarte a aprender un idioma. ¡Incluso si estás tremendamente ocupado (como el propio Luca)!

Puedes encontrar mucha información sobre Miracle Morning en Internet o Youtube, así que no me voy a entretener demasiado en resumir el libro. Solamente diré que el autor presenta una sencilla pero muy eficaz receta para concentrarse en las cosas que nos gustan y que realmente cuentan. Para lograrlo, su consejo de base es muy simple: despertarse un poco más temprano. La idea es empezar la jornada con una serie de actividades que te ayuden a incrementar tu potencial.

En Miracle Morning encontrarás una serie de actividades que se pueden realizar al levantarse, como relajarse, escribir un diario, meditar, leer, etc. Pero lo que más me gusta de todo es que uno puede personalizar su rutina. En mi caso, el Miracle Morning se convirtió en el Miracle Morning lingüístico, ya que una de las principales actividades de mi rutina matinal es aprender idiomas.

Deja que te describa mi «rutina lingüística matinal»…

…y que te explique cómo beneficiarte de ella tú también. Normalmente me despierto a las 6h de la mañana. Lo sé, es bastante temprano. Pero también puedes hacerlo configurando tu alarma entre 15 y 30 minutos antes de tu hora habitual. La idea es no perder horas de sueño. De modo que, en mi caso, en lugar de irme a la cama a medianoche y despertarme a las 7h, ahora me voy a dormir a las 23h y me despierto a las 6h.

Así pues, me levanto, me lavo la cara con agua fría (para despertarme), me cepillo los dientes y bebo un vaso grande de agua. A continuación, medito durante al menos 10 minutos y empiezo mi rutina lingüística matinal, que consiste en:

  • Repasar vocabulario y aprender por lo menos 10 palabras o frases nuevas con mi aplicación MosaLingua.
  • Escuchar la lengua que estoy aprendiendo durante al menos 10 minutos (uso los diálogos de MosaLingua, podcasts, la radio, etc).
  • Luego, en función del tiempo que me quede, leo material escrito como un libro, diálogos o un artículo de prensa para mantener la motivación y aprender cosas nuevas. Sin dejar de repasar el vocabulario y aprendiendo las palabras en su contexto.
  • También puedo ver vídeos en YouTube o un breve episodio de alguna serie en mi lengua objetivo.
  • Practicar un poco de autoconversación (hablo conmigo mismo – por lo general, mi familia todavía está durmiendo cuando lo hago, así que no me toman por loco).
  • hablo con nativos.

La parte lingüística de mi rutina matinal suele durar entre 30 y 40 minutos, mientras que mi rutina lingüística diaria dura entre 1 hora y 1 hora y media. Después de estas actividades lingüísticas, me gusta leer (si es posible en la lengua objetivo), hacer ejercicio, y practicar otras actividades que me gustan. La verdad es que depende del día y de la hora a la que se despierte mi hijo.

¿Y por qué te cuento todo esto?

Sólo para convencerte y animarte si te parece difícil integrar el aprendizaje de idiomas en tu vida cotidiana o si te dices a ti mismo «no tengo tiempo para aprender un idioma«… Pues bien, ¡aquí tienes la solución!

No es necesario que te levantes a las 6h de la mañana, ni que estudies entre 30 y 40 minutos cada día… Sólo con que te levantes 20 minutos más temprano de lo habitual, y que estudies entre 10 y 15 minutos al día, obtendrás resultados. Y notarás una gran diferencia al cabo de 3 o 6 meses. Por ejemplo, puedes aprender 900 palabras en tan sólo 3 meses, o 1800 en 6 meses, ¡lo cual es mucho! Todo el mundo puede hacerlo… Así que inténtalo.

Espero que este vídeo te haya inspirado y convencido para probar tu propia rutina matinal lingüística. Ya colgamos otro vídeo en nuestro canal explicando cómo generar nuevos hábitos.

Échale un vistazo para descubrir cómo transformar tu rutina matinal lingüística en un hábito bien arraigado.

¡Gracias por ver el vídeo! No dudes en darle a «like» si te ha gustado o en compartirlo.

Para terminar, no olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube.

¡Cuídate!