Cada vez encontramos con más frecuencia parejas provenientes de nacionalidades diferentes y en la mayoría de los casos con un bagaje cultural y lingüístico  diferente. Seguramente te has encontrado en situaciones donde escuchas familias hablando en dos o tres idiomas al mismo tiempo. Entonces, ¿puedo hablar varios idiomas con mi bebé? En este artículo profundizaremos sobre los beneficios de ser bilingüe, cómo es el cerebro bilingüe y las ventajas que tienen los niños bilingües.

Niños bilingües

Recientemente tuve la experiencia de compartir un rato en el aeropuerto con una familia suiza que tenía un niño de aproximadamente 4 años. El padre hablaba francés, la madre alemán y el niño lo entendía todo perfectamente. Por un momento me dije: ¿estará el niño confundido al escuchar a sus padres hablándole en dos idiomas tan distintos?

Constantemente encuentro parejas franco-colombianas, italo-rumanas, franco-senegaleses etc. Las combinaciones son múltiples, sobre todo en un mundo donde la movilidad es cada vez más constante y los jóvenes tienes más oportunidades de viajar o de hacer un Erasmus. Esta situación se presenta en mayor grado en países como los Estados Unidos, donde la población latinoamericana es la más representativa entre el resto de familias inmigrantes.

La mayoría de veces, las parejas mixtas hablan tres idiomas, el suyo, el de su pareja y el del país donde viven. Ante esta realidad nos planteamos lo siguiente: ¿Es conveniente hablarle al niño desde pequeño en más de un idioma? ¿Cómo gestiona el niño el aprendizaje de múltiples idiomas? Más adelante contestamos a esta preguntas.

 ¿Qué significa ser bilingüe?

Sencillo, ser bilingüe significa tener la capacidad de pensar y expresarse en dos idiomas sin ninguna dificultad. Esto quiere decir hablar con fluidez dos idiomas y cambiar entre ellos con rapidez y facilidad.

Los niños que nacen en familias que hablan dos o más idiomas en casa adquieren la capacidad de ser bilingües o trilingües sin darse cuenta. ¡Qué gran ventaja!

¿Qué ocurre en el cerebro de los niños bilingües?

Un estudio publicado en la revista reveues.org por Maria Ancas y Musatas Bosco demostró que los niños monolingües desarrollan un sistema de aprendizaje separado por dos ramas que desarrollan cada idioma por separado. Mientras que los niños bilingües crean desde el comienzo dos sistemas de aprendizaje con una rama para cada idioma.

Imaginemos un árbol separado por dos grandes ramas que parten del mismo tronco común (en el caso del monolingüismo) y de un árbol que parte desde el principio con dos ramas (en el caso del bilingüismo).

Lo que me parece importante resaltar de esta explicación es que ahora podemos saber que el cerebro tiene la capacidad de desarrollarse desde un principio de una manera o de otra. Todo depende de las señales que reciba desde un principio. Esto es clave para entender las opciones que tienen los padres de familias bilingües con sus hijos.

¿Cuándo empieza un niño a ser bilingüe?

Al parecer, los niños pueden comenzar a ser bilingües a partir de los 2 años de edad. Pero, cada familia, desde su experiencia, puede considerar que su hijo comienza a entender dos idiomas antes o después.

Al preguntarte a Lina Castañeda, una amiga colombiana casada con Sebastien (francés), esta me comentó lo siguiente al respecto : “Una prueba definitiva para saber cuándo mi hijo comenzó a comprender dos idiomas fue cuando nos fuimos a vivir a Suiza. A los 7 meses de Fabían, las comunicaciones con mi familia en Colombia eran por Skype (en español). Cuando Fabian tenía entre 18 y 20 meses y nos encontrábamos en Suiza, hablando en una ocasión por Skype con mi familia en Colombia le dije que se despidiera y él respondió: «Au revoir». Ese día para mi fue clave, pues dejé de tener dudas o preocupaciones, simplemente tuve el ejemplo claro de que comprende perfectamente ambos idiomas.”

¿Cómo conseguir niños bilingües?

Si el niño nace en el seno de una familia de diferentes nacionalidades, la clave se encuentra en que cada padre le hable al niño en su idioma materno. Esto debe hacerse desde el nacimiento, aunque nos parezca que el bebé no nos entiende. Los bebés y los niños son esponjas y guardan en su cerebro todos los sonidos que escuchan.

Pero si el niño no ha nacido en una familia mixta y no se vive en un país en el que se hable el idioma que se quiere enseñar, hay que crear un plan de acción. Desde que sea bien pequeño habrá que recrear un ambiente artificial en el que el niño pueda ir aprendiendo poco a poco.

Como todo en la vida, la constancia es la clave. Habrá momentos complicados, pero con amor y cariño pueden solventarse. Existe una máxima: «No hay que obligar nunca a un niño a hablar en otro idioma». Si lo hacemos puede bloquearse y no querer hablarlo, aunque lo entienda.

Ventajas del bilingüismo desde una edad temprana

Múltiples estudios han demostrado que un niño que desarrolla dichas capacidades lingüísticas logra ser más creativo, tener mayor flexibilidad para adaptarse a nuevas situaciones y una mayor reactividad que otros niños.

El neurólogo Joy Hirch afirma: “Cuando los niños aprenden otro idioma muy temprano el cerebro entiende diferentes idiomas como un idioma único (…). Pero, si el nuevo idioma se aprende más tarde, se necesita más espacio en el cerebro para clasificar los nuevos idiomas”.

Otros estudios afirman que, una vez que los niños logran diferenciar entre un idioma y otro (a la edad de 5 o 6 años), tienen grandes habilidades para comunicarse en los diferentes idiomas sin mayores complicaciones, ni traumatismos.

niños bilingües

Miedos al educar niños bilingües

¿Los niños bilingües se confunden con los idiomas que aprenden?

Algunos padres creen que hablarle a los niños en dos idiomas puede generar confusiones o, a veces, retraso en el desarrollo del lenguaje de sus hijos, lo cual crea muchos temores entre los padres. Para intentar encontrar respuestas a estos temores, el estudio presentado por Maria Ancas afirma que el aprendizaje es más lento en los niños bilingües. Es por ello que al principio los niños optan por utilizar palabras que sean similares o cercanas en los dos idiomas.

Observaciones realizadas con niños de 7 años demostraron que al principio los niños presentan algunas confusiones al realizar frases cotidianas (de forma oral y escrita), así como errores en la pronunciación. Sin embargo, esto no afecta a la comprensión de una idea o la disminución en el lenguaje utilizado. A largo plazo, estos errores se resuelven con la práctica cotidiana de los dos idiomas.

¿Los niños bilingües sufren un retraso en el leguaje?

Suzanne Flynn, profesora en el instituto tecnológico de Massachusetts, sostiene que los niños bilingües parecen desarrollar capacidades intelectuales con mayor facilidad. Suzanne Flynn afirma que “Si los niños aprenden dos idiomas antes de los siete años, no existen retrasos en el desarrollo del lenguaje. (..). Los niños expuestos sistemática e intensamente a dos idiomas, todos los días, por sus padres o tutores, presentan el mismo desarrollo lingüístico que los niños monolingües. El retraso lingüístico no implica que esté únicamente relacionado con problemas o dificultades en el lenguaje”.

Si nuestro cerebro tiene la capacidad de adaptarse con facilidad y aprender rápido, ¿por qué negarle esta posibilidad a nuestros hijos?

Desarrollar el bilingüismo sin obligar a los niños

Es importante que siempre tengamos en mente que el aprendizaje de un idioma debe realizarse de la forma más natural posible. Tenemos que ayudar a los niños a aprender idiomas con actividades divertidas y motivadoras.

Au pairs

Los padres que no tienen la posibilidad de pagar un colegio bilingüe para sus hijos pueden también pensar en opciones como encontrar un au pair que hable en casa el idioma que desean reforzar. Conocí una familia franco-panameña que vivía en Francia y contrataba chicas hispanohablantes para cuidar a sus hijos, siempre y cuando hablaran con ellos todo el tiempo en español.

Inmersión lingüística

Igualmente, los padres pueden ayudar a reforzar el segundo idioma de su hijo rodeándolo de un ambiente bilingüe (con cuentos, canciones, películas infantiles, juegos). De esta forma podrá desarrollarse tanto en un idioma como en el otro. Además, se sentirá feliz al expresarse en cualquiera de los dos idiomas.

Colegios bilingües

Los colegios bilingües son una excelente opción para los padres que desean ayudar a sus hijos con estas capacidades.  Todas las actividades de estas escuelas se realizan en diferentes idiomas, ayudando a que el aprendizaje se desarrolle de forma natural.

Nuestros artículos sobre el bilingüismo

Hemos escrito muchos artículos sobre el bilingüismo. Si quieres leer más sobre este tema tan interesante, puedes echar un vistazo a los siguientes artículos:

 

Bibliografía para educar a niños bilingües:

  • «Consigue que tu hijo sea bilingüe» de Barbara Zurer Pearson
  • «El Desafío del Bilinguismo: Crecer y vivir hablando varios idiomas» de Barbara Abdelilah-Bauer
  • «Fundamentos de educación bilingüe y bilingüismo» de Ofelia García
  • «Guía para padres y maestros de niños bilingües» de Alma Flor y Colin Baker
  • «La familia bilingüe» de Edith Harding-Esch y ‎Philip Riley

Si has vivido en tu propia piel un caso de bilingüismo o estás educando a tu hijo en un ambiente bilingüe, no dudes en dejarnos un comentario.