¿Quieres aprender más vocabulario, mejorar tu nivel y hacer inmersión en la lengua que estás estudiando? En ese caso, te proponemos una solución simple y eficaz: leer en una lengua extranjera que quieras aprender o mejorar. Ya sea para enriquecer tu vocabulario o aprender idiomas en contexto, no importa si tienes un nivel inicial o avanzado, la lectura tiene incontables ventajas. Luca te habla de algunas de ellas en este artículo. Y no te olvides de la regla de oro: ¡diviértete! La lectura, al igual que el aprendizaje de un idioma, debe ser un placer.

leer en un idioma extranjero

¿Qué ventajas tiene leer en una lengua extranjera?

Leer en una lengua extranjera es una de mis muchas aficiones. Nunca me he planteado si leer era una buena idea o no, pero amo tanto los libros como las lenguas. Por suerte, se ha demostrado que la lectura es un medio excelente para mejorar las competencias lingüísticas. Hoy te propongo descubrir el porqué y algunas de sus ventajas.

1. Enriquecer el vocabulario

Es una de las ventajas más evidentes cuando leemos en la lengua que se está estudiando: la lectura es una buena manera de aprender palabras nuevas.

Los libros, los artículos o cualquier otra herramienta de lectura son fuentes ilimitadas de palabras a aprender y expresiones a retener. Cuanto más lees, más se enriquece tu vocabulario. Y como seguro que ya sabes, este es uno de los objetivos más importantes cuando se estudia cualquier lengua.

2. Aportar un contexto

¡Leer significa contexto! Otra ventaja de la lectura: te permite practicar la lengua en un contexto. De hecho, el nuevo vocabulario siempre estará rodeado de otras palabras e ideas.

Las palabras y frases no aparecen nunca aisladas en los libros y artículos. Aprender vocabulario en su contexto es mucho más eficaz que intentar memorizar listas de palabras. Así, leer es una herramienta muy poderosa para toparse con vocabulario nuevo en su «hábitat natural» y recordarlo.

Con esta intención de trabajar la lengua en su contexto, hemos creado MosaSeries: una serie de unos 27 episodios, disponible en inglés, español, italiano, francés y alemán. Para daros un poco más de información… se trata de la historia de un joven que ha perdido la memoria y que quiere averiguar quién es. Para hacerlo, vivirá numerosas peripecias.

Como este método se basa esencialmente en la escucha, puedes leer también el guión a la vez que escuchas el audio. Esto te permitirá entender mejor el texto gracias al contexto, escuchar la pronunciación, ver cómo se escribe (ortografía) el vocabulario nuevo y sumergirte en la lengua.

Para tener una idea más clara de qué es MosaSeries, echa un vistazo a esta página: cursos y formaciones MosaLingua.

Mosaseries series en audio para aprender idiomas

3. Hacer inmersión en una lengua útil y natural

La lectura te permite exponerte a un lenguaje útil y natural. Los mismos términos aparecen una y otra vez en muchos libros, novelas y artículos. Como bien dice la famosa expresión en latín «repetita juvant» (la repetición es buena), esta exposición constante a la lengua es la clave para memorizarla. Está claro que no tienes que limitarte a las herramientas de lectura, pues los recursos de comprensión auditiva son extremadamente importantes para construir tus competencias lingüísticas.

Pero lo más importante es que debes exponerte mucho a una lengua si quieres dominarla. ¡Mucho! Sería una pena, por lo tanto, no aprovechar este contacto repetido que nos permiten los libros y artículos.

4. Leer sin importar dónde estés

En MosaLingua siempre decimos que es necesario hablar un idioma para aprenderlo. Pero seamos sinceros: esto muchas veces no es posible.

Sí, puedes hablar contigo mismo. Es algo que vale la pena probar, aunque parezca extraño. Sin embargo, para tener conversaciones interesantes y con sentido, es necesaria otra persona. Pero, incluso a veces, hablar no es posible porque puedes molestar a la gente que te rodea, como cuando estás en un autobús de camino al trabajo.

Por otro lado, leer lo puedes hacer casi siempre. Es fácil abrir un libro o encender una tableta, poco importa dónde se esté y qué hora sea. Además, si eres una persona más bien introvertida, seguramente preferirás leer a hablar, sobretodo si estás empezando a estudiar una lengua extranjera.

5. Alcanzar un nivel más alto

Si estás estudiando un idioma o lo has estudiado alguna vez, seguramente has experimentado lo que se conoce como «la barrera del nivel intermedio» en algún momento. Muchos estudiantes se quedan estancados porque tienen la sensación de que no mejoran lo suficiente. Y en esos casos, poco importa el nivel del estudiante. Nuestro consejo es el siguiente: lee mucho y sobre temas diversos. Es una de las mejores maneras de superar el nivel intermedio.

Todavía recuerdo cuando estudiaba francés y de lo rápido que mejoraba cuando leía diarios franceses todos los días. Hablar es muy bueno porque es bastante repetitivo, es decir, hablamos casi siempre de las mismas cosas y usamos las mismas palabras y expresiones. Sin embargo, es difícil tratar temas de un nivel más avanzado.

Cuando leemos, nos podemos exponer a todo tipo de temas y vocabulario, incluso a los más especializados, aquellos que no saldrían en una conversación.

6. Mejorar tus competencias lingüísticas

Cuando estudias una lengua, debes adquirir 4 competencias lingüísticas: entender lo que oyes, hablar, entender lo que lees y escribir. No hace falta decir que cuanto más leas, más fácil te será entender lo que lees. Tampoco sorprenderá el hecho de que, leer mucho ayuda a mejorar la expresión escrita. Cada vez que lees alguna cosa, aprendes pasivamente cómo se estructura ese idioma, cómo se transmiten las ideas y cómo se aplican las reglas gramaticales.

Y si lo piensas bien, estas actividades también son extremadamente beneficiosas para tus habilidades de expresión y comprensión oral.

Como he comentado antes, leer enriquece el vocabulario activo y pasivo. Por consiguiente, el tiempo que pases leyendo contribuirá, no solo a tus habilidades lectoras, sino a todas tus competencias lingüísticas en general.

7. Hacer inmersión lingüística y establecer un vínculo con la cultura

La última ventaja de la lectura que nos gustaría mencionar es la inmersión lingüística. Actualmente, tenemos la suerte de poder acceder a las ediciones en línea de muchísimos diarios extranjeros y a otras herramientas de lectura en otros idiomas. Así, es muy fácil sumergirse en la lengua de estudio sin ni siquiera salir de casa.

Leer, aunque sea solamente 10 minutos al día, te permitirá hacer inmersión y, a la vez, crear un vínculo con esa cultura.

A menudo oímos a la gente decir: «No puedo aprender este idioma porque no tendré ocasión de practicarlo en mi día a día«. Pero si esas personas leyeran todos los días, pensarían de forma totalmente diferente y crearían un verdadero vínculo con la lengua de estudio, casi como si se tratara de hacer un nuevo amigo.

Para llegar más lejos

¿Estás listo para empezar? Esperamos haberte convencido de que la lectura es un buen medio para aprender un idioma y mejorar tus competencias lingüísticas.

Otra cosa: en este artículo, hemos respondido a la pregunta «¿Por qué?». En este otro artículo, «Cómo leer un libro en otro idioma», Cédric da respuesta al cómo y te da trucos para aprender a leer un libro en una lengua extranjera.

Además, te recomendamos estos otros dos artículos:

Vídeo: ¿Por qué leer en una lengua extranjera?

Si prefieres los vídeos a los artículos, puedes ver este vídeo donde Luca te explica todo lo que hemos comentado hoy.

Está grabado en inglés pero hay subtítulos disponibles en varios idiomas. Simplemente tienes que hacer clic en el icono en forma de engranaje que hay en la esquina inferior derecha para activarlos.

No dudes en suscribirte a nuestro canal de YouTube: encontrarás muchos más vídeos con todo tipo de trucos y consejos.

¡Hasta pronto y feliz aprendizaje!