Aprender un nuevo idioma no siempre es algo fácil, pero puede convertirse en una aventura fascinante. La globalización ha llevado a un aumento de la necesidad de especialistas en lenguas extranjeras pero, a pesar de que el estudio de una lengua sea divertido, hay algunas que pueden resultar muy complejas.

Hoy tenemos un artículo que creemos que te va a parecer interesante sobre los idiomas más difíciles del mundo.

 

idioma más difícil del mundo

El idioma más difícil del mundo

La dificultad de una lengua depende de muchos factores, y son muchos los que han intentado hacer listas y rankings de las lenguas más difíciles del mundo para aprender.

Según Ethnologue, existen actualmente 7.111 lenguas vivas en el mundo, algo bastante abrumador. Por eso, te vamos a mostrar cuales son los idiomas más difíciles de aprender del mundo y también el que consideramos que es el más difícil. 

Hoy queremos hablarte de las que se consideran algunas de las lenguas más difíciles de aprender, pero solamente hemos considerado las lenguas más importantes.

El chino (mandarín)

El chino es el idioma con más hablantes nativos del mundo. Además de ser el más hablado, también se considera al chino como el idioma más difícil del mundo.

Uno de los motivos es que se trata de una lengua tonal, donde cada sonido tiene 4 entonaciones posibles, cada una con un significado distinto. Por ejemplo, la sílaba «ma» tiene 4 entonaciones posibles, y cada una da a la palabra un significado totalmente diferente. Además, es una de las lenguas con más palabras homófonas: palabras con significados totalmente distintos pero que se escriben exactamente igual.

Se estima que son necesarios meses, e incluso años, para dominar los aspectos más básicos de esta lengua, y otro motivo de ello, a parte de los ya mencionados, es su alfabeto y complicadísimos caracteres.

Árabe

En árabe, la mayoría de las letras se pueden escribir de 4 formas distintas dependiendo de qué posición ocupen en la palabra. Para complicarlo todavía más, las vocales no se incluyen en la lengua escrita, haciendo del árabe una de las lenguas más difíciles de traducir. Otra complicación que cabe destacar es el alfabeto, que es totalmente diferente al del resto de lenguas.

Además, el árabe cuenta con muchos dialectos, pues es una lengua hablada en más de 20 países. Aunque esto también puede suponer una ventaja, ya que existen muchos lugares donde practicarla y personas con quien hablarla.

Japonés

Aunque se dice que el japonés es un poco más fácil que el chino mandarín, sigue considerándose una de las lenguas más difíciles de aprender.

Una de sus dificultades radica en su sistema de escritura. O mejor dicho, ¡en sus 3 sistemas de escritura!

Sí, el japonés tiene tres sistemas independientes de escritura, por decirlo de otro modo, tres alfabetos. Así, dependiendo de la palabra que queramos escribir, tendremos que usar uno u otro. Por ese motivo, antes de poder empezar a leerlo o escribirlo, será necesario aprenderse miles de caracteres.

La parte positiva es que, a nivel gramatical, es una lengua mucho más sencilla que otras. ¿Te atreves con ella?

idioma más difícil de aprender

Húngaro

Los que han estudiado y aprendido húngaro dicen que se trata de una las lenguas más interesantes e históricas que han conocido. Sin embargo, también es conocida como la lengua más difícil de Europa del este. No solo la gramática es difícil, sino también la pronunciación, que puede llevarle a uno años para dominar.

Además, se dice que la lengua posee ciertos elementos culturales muy sutiles y gran cantidad de expresiones y frases hechas que la hacen especialmente difícil en comparación con otros idiomas.

Coreano

El coreano es una lengua única de la que no se ha podido encontrar relación genealógica con ninguna otra lengua. La estructura de las frases es muy diferente de la del español, y cuenta con elementos culturales que se tienen que tener en cuenta para comunicarse con los nativos. Sin embargo, aquellos que la han estudiado afirman que su alfabeto es significativamente más fácil que el del chino o el japonés.

Finlandés

Existen buenos motivos para afirmar que el finlandés es un idioma complicado. Los sustantivos, por ejemplo, tienen hasta 15 declinaciones diferentes, mientras que en español solo tenemos las declinaciones de género y número para los sustantivos. Además, el finlandés no guarda ninguna relación con el latín o el alemán, lo que podría ayudarnos a adivinar el significado de algunas palabras. Además, al igual que el húngaro, la gramática es extremadamente difícil.

Pero no todo son complicaciones. Una parte positiva de este idioma es que se escribe tal y como suena, por lo que la pronunciación también es relativamente fácil. ¡Y si sabes inglés, mejor! Ya que los sonidos son iguales a los del alfabeto inglés.

Vasco

Al igual que el coreano, el vasco es una lengua aislada, pues no se conoce a día de hoy ninguna relación con otra lengua. De hecho, ni tan siquiera se conoce el origen. Es verdad que ha tomado prestadas palabras de otras lenguas romances, pero la manera de escribirlas y pronunciarlas es totalmente diferente.

La complicación no acaba aquí. A pesar de ser una lengua minoritaria hablada por tan solo 700.000 personas, existen al menos 5 dialectos distintos del vasco, por lo que no solo es difícil de aprender, sino que también tendrás que decidir qué versión aprender.

Islandés

El islandés es una mezcla de antiguas lenguas vikingas con influencias de los nórdicos. Es conocida por tener palabras casi imposibles de pronunciar, algunas de las cuales son de las más largas del mundo. A pesar de ello, es mucho más fácil que las otras lenguas incluidas en esta lista.

Su complicación radica en que, a pesar de no ser una lengua aislada, es hablada por menos de 400.000 personas en una sola isla, lo que ha impedido que la lengua evolucione. Es decir, es una lengua que casi no ha cambiado desde que Islandia se estableció como país en los siglos IX y X. Esto es debido a que los islandeses prefieren, antes de adoptar palabras extranjeras, crear palabras nuevas para conceptos nuevos o dar significados nuevos a palabras antiguas. Esto supone un reto para aquel que desee estudiarla.

Ruso, tailandés, georgiano, urdu, navajo, mongol, cantonés, vietnamita, estonio…

Son muchas las lenguas que no hemos incluido en esta lista y que son altamente difíciles de aprender, sobre todo dependiendo de cuál sea tu lengua materna.

¡No dudes en ayudarnos a completar esta lista escribiéndonos un mensaje en el apartado de comentarios! Nos interesa mucho saber qué experiencias has tenido en cuanto al aprendizaje de idiomas.

Esperamos que te haya parecido interesante el artículo.

¡Nos vemos pronto!