El aprendizaje y la memorización de nueva información son procesos que pueden ser aburridos y pesados. Cuando finalmente conseguimos memorizar algo, no significa que ya lo hayamos memorizado de por vida, pues el cerebro tiene tendencia a borrar de forma eficaz lo que aprendemos. Hoy resolvemos la pregunta: ¿por qué olvidamos lo que aprendemos?

La curva del olvido: ¿por qué olvidamos lo que aprendemos?

Aquí entra en juego la importancia de la curva del olvido. Seguramente te habrá pasado que has ido a clase y después de esta te acuerdas muy poco de lo que te han explicado, o prácticamente nada.

Lo mismo te debe pasar cuando piensas en un libro o artículo que has leído hace mucho tiempo y no te acuerdas casi de la temática. Ahora vamos a ver más de cerca cómo funciona este proceso del olvido. Una vez sepas cómo funciona, sabrás como evitarlo y memorizarás mejor.

¿Cómo funciona nuestra memoria?

De hecho, lo que memorizamos empieza a desintegrarse muy rápidamente pocas horas después de haberlo estudiado. Puedes observar este hecho en el gráfico inferior. ¡No podemos fiarnos de nuestra memoria!

Pocas horas después de haber asistido a un curso ya solamente recordamos un 50% de su contenido. Dos días después no recordamos prácticamente nada… Este fenómeno se denomina curva del olvido y ha sido estudiado por numerosos científicos, aunque pocas personas lo conocen. Es una pena que sea poco conocido, ya que podría ayudar mucho a estudiar y retener mejor todo lo que estudiamos.

¿Por qué olvidamos la información de forma tan rápida?

Es una decisión voluntaria de nuestro cerebro que, para no llenarse de información, prefiere eliminar algunos contenidos. 

Por otro lado, imagina lo que pasaría si acumulásemos siempre toda la información con la que entramos en contacto durante nuestra vida. Necesitaríamos mucho espacio en el cerebro y nuestro cerebro no tiene tanta capacidad.

curva del olvido

¿Qué es la curva del olvido?

Los estudios sobre la curva del olvido los empezó Hermann Ebbinghaus en 1885. Desde entonces, los científicos han estudiado el ritmo al que nuestro cerebro olvida la información.

Con este objetivo, se organizó un estudio sobre la memorización de sílabas sin significado ( come «IFD» por ejemplo). Después se estudiaron los resultados en una curva, ahora conocida como curva del olvido, en la que aparece el declive de la información de nuestra memoria. En esa curva se ve cómo la información se olvida después de un par de horas y cómo se olvida aún más después de un par de horas.

curva del olvido
La curva del olvido de Ebbinghaus. Fuente: sidsavara.com

La curva del olvido también prueba que no es suficiente aprender una información asimilarla a la perfección y tenerla integrada en nuestra memoria a largo plazo.

H. Ebbinghaus descubrió que para que una información se grabe completamente en nuestro cerebro de forma permanente, se deben dar dos situaciones: un aprendizaje de calidad y la repetición.

No basta aprender y luego tumbarse a la bartola. Es necesario refrescar a menudo la memoria repitiendo la información. Es lo que se conoce como el principio del sistema de la repetición por espacios. 

Me encontré hace poco con una chica francesa que había vivido en Italia durante unos 10 meses hacía unos 4 años y tenía una enorme dificultad para expresarse en italiano. Ella me confirmó un año atrás lo hablaba de forma fluida. La falta de práctica la había llevado a perder el dominio de un idioma que conocía casi a la perfección.

Te puedo asegurar que es una pérdida temporánea, porque a mi me pasó lo mismo después de mi experiencia de Erasmus en Francia. Por suerte, con un poco de esfuerzo pude recuperar mi nivel de francés.

 

¡Sistema de repetición por espacios para no olvidar lo aprendido!

El proceso de memorización se rige por 3 pilares: la codificación, el almacenamiento y el recuerdo.

La codificación se inicia cuando se aprende una palabra del vocabulario de un idioma extranjero que vemos por primera vez. La información nos llega a través de los 5 sentidos, a veces la vista (una palabra leída por primera vez en un periódico), a veces el oído (una palabra escuchada por primera vez en la televisión) o mediante los otros sentidos: gusto, olor o tacto.

La segunda etapa, el almacenamiento, corresponde al momento en el que integramos una nueva palabra en nuestra memoria. La almacenamos en el cerebro.

Los estudios de Hermann Ebbinghaus, y la curva del olvido, han permitido demostrar que una de las formas más eficaces para almacenar la información es consolidarla, es decir, repetir y revisar una palabra antes de olvidarla. Esta es la base del Spaced Repetition System o sistema de repetición por espacios.

En resumen: este método se basa en el hecho que cuanto más repita el cerebro una información (por ejemplo, una palabra extranjera) más se fijará en nuestra memoria. 

Funciona así: imagina que escribes una letra en la arena, cuanto más la repases, más profunda será la marca que dejarás en la arena. De la misma forma, cuanto más repases una palabra en el cerebro (es decir, cuanto más la repases), más la fijarás en la memoria a largo plazo.

curva del olvido

 

Además, para que una palabra se mantenga en la memoria a largo plazo, la información tiene que aprenderse a un ritmo preciso: justo antes de olvidarla.

El último punto es el recuerdo, es decir, aquel momento en el que tu cerebro busca esa palabra que aprendiste para utilizarla. Si has memorizado verdaderamente una palabra extranjera, la podrás recuperar cuando tengas necesidad, por ejemplo, cuando realices un intercambio de idiomas con un nativo.

Si te hemos hablado largo y tendido sobre la curva del olvido y del sistema de repetición de espacios es porque los conocemos muy bien, ya que ambos se encuentran en todas las apps de MosaLingua. Con las apps se puede aprender un idioma de forma mucho más efectiva gracias a las bases científicas y a toda la investigación que hay detrás.

Cuando estudias con MosaLingua, el algoritmo te hace repetir las palabras en el momento justo antes de que olvides lo aprendido, así serás capaz de almacenar todo el contenido en la memoria a largo plazo.

Si quieres profundizar aún más, te recomiendo que leas el artículo sobre el sistema de repetición de espacios. Allí encontrarás toda la información sobre esta forma de estudiar tan efectiva.