A la hora de aprender idiomas, la gente a menudo se pregunta cuándo y cómo empezar a hablar un idioma (el idioma que están aprendiendo, por supuesto). Y lo cierto es que esta es una pregunta importante… Pero difícil de responder. Si tratas de buscar la respuesta en internet, enseguida te darás cuenta de que los expertos en idiomas no se ponen de acuerdo sobre cuál es el momento adecuado para empezar a hablar un idioma. Entonces, ¿es mejor empezar a hablar desde el principio o esperar hasta estar realmente preparado? Veamos cuáles son las diferentes opciones y cuál es la opinión de MosaLingua.

En el blog de MosaLingua, nuestro equipo (compuesto por 30 amantes de los idiomas y expertos en aprendizaje) comparte con vosotros los mejores trucos y consejos para aprender idiomas de manera simple, rápida y eficaz.

Cómo empezar a hablar un idioma

1. Empezar a hablar lo antes posible

Muchos de nuestros colegas, especialistas en idiomas y otros políglotas han compartido con nosotros su punto de vista sobre este tema. Empezaremos con la primera escuela de pensamiento que recomienda hablar desde el principio, es decir, lo antes posible.

Nuestro amigo, Benny Lewis, el conocido políglota irlandés y creador del blog Fluent in 3 Months, es uno de los especialistas más importantes en este campo. Benny aconseja hablar desde el primer día porque el aprendizaje de un idioma debe hacerse a través de la práctica. Para poder progresar, se debe practicar lo antes posible. La ventaja de este método es que puedes practicar de inmediato y no hay que preocuparse demasiado por la teoría. Se aprende haciendo y no pasando horas entre libros. De esta manera, además, el estudiante pierde el miedo a hablar desde el principio.

Por otro lado, el método tiene algunas desventajas. Hablar demasiado pronto puede convertirse en un auténtico desafío si tienes poco vocabulario y ciertas lagunas en otras destrezas como la comprensión oral. Además, este método probablemente no sea el más adecuado para aquellas personas más tímidas, introvertidas o un poco perfeccionistas. La primera experiencia puede resultar un tanto desalentadora si te encuentras con alguien que no sea demasiado hablador o que no tenga mucha paciencia.

2. Esperar antes de empezar a hablar

La escuela de pensamiento opuesta aconseja esperar hasta sentirse totalmente preparado para hablar. La idea es retrasar la práctica oral y dedicar los primeros pasos del aprendizaje a adquirir suficiente vocabulario y mejorar otras habilidades lingüísticas como la comprensión auditiva. Este es el método que defiende el famoso políglota y lingüista, Steve Kaufmann quien, resumiendo, dice «¿qué prisa hay?«. Steve prefiere pasar más tiempo escuchando y leyendo, y empezar a hablar solo cuando uno sea capaz de entender lo que otras personas le están diciendo y responderles algo que tenga sentido. Por supuesto, esta es solo su opinión personal.

El lingüista canadiense admite que cada estudiante puede tener diferentes métodos y, en función de ello, empezar a hablar antes (o no). Las ventajas de este enfoque son muchas:

  • Te da tiempo para familiarizarte con el idioma antes de intentar hablarlo.
  • Evita los agobios si eres introvertido o si te cuesta ponerte hablar cuando no dominas el idioma.

Sin embargo, este enfoque también tiene sus desventajas. En primer lugar, quizá te haga esperar «demasiado» antes de empezar a hablar y, por lo tanto, es fácil que el estudiante desarrolle cierto miedo a hablar. Además, no permite poner en práctica en el momento lo que se ha aprendido.

3. Depende de ti… ¡y del idioma!

Entre estos dos extremos, por supuesto, hay puntos de vista intermedios, como el de otro políglota y especialista en idiomas, Luca Lampariello.

Nuestro amigo Luca dice, básicamente, que no hay UNA respuesta correcta a esta pregunta. En su opinión, elegir el momento adecuado para empezar a hablar un idioma depende tanto de factores subjetivos como de factores objetivos. Un factor objetivo es, por ejemplo, la diferencia que haya entre el idioma que estás aprendiendo y tu lengua materna. Los factores subjetivos pueden incluir tu estado mental, tu personalidad y tu experiencia con los idiomas.

 

4. La opinión de Luca, cofundador de MosaLingua

Mi posición sobre este tema se encuentra en un lugar intermedio entre la opinión de Benny Lewis y la de Luca Lampariello. Cuando alguien me pregunta cuándo debe empezar a hablar un idioma, suelo responder: «¡lo antes posible! Pero depende de ti y de tus circunstancias». Te lo explicaré paso a paso.

Después de haber aprendido varios idiomas, puse en práctica ambas estrategias. Retrasar la práctica oral mucho tiempo me resultó contraproducente. Por lo tanto, en mi caso, intento hablar lo antes posible. Si el idioma que estoy aprendiendo es bastante parecido a alguno de los que domino:

  • Al cabo de un mes, intento hablar conmigo mismo.
  • Al cabo de uno a tres meses, intento empezar a hablar con un profesor de idiomas.

Para mí, centrarme demasiado en la teoría es como intentar aprender a jugar al tenis leyendo un libro de texto y sin pisar una pista de tenis. ¡No me entra en la cabeza! En mi caso, la famosa cita «no hay nada que perder» es totalmente cierta. Cuanto más me obligo a salir de mi zona de confort, más rápido avanzo. Por otro lado, no creo que sea bueno obligar a nadie a hablar demasiado pronto si la persona no se siente preparada.

Lo que me lleva a la segunda parte de mi respuesta, donde recomiendo diferentes estrategias para los diferentes alumnos:

  • Si ya has aprendido uno o dos idiomas, te consideras extrovertido y si el idioma que estás aprendiendo es relativamente parecido a los idiomas que ya conoces, te aconsejo que empieces a hablarlo cuanto antes.
  • Si, por el contrario, eres más introvertido y tímido, no tienes mucha experiencia y estás aprendiendo un idioma bastante diferente de tu lengua nativa, te recomiendo que te dediques primero a escuchar y aprender vocabulario. De esta manera, serás capaz de construir la confianza que necesitas para hablar. Y también te recomiendo que hables contigo mismo desde el principio. Al principio resulta extraño, pero es una forma muy efectiva de aprender a hablar con otra persona.

Cuándo y cómo empezar a hablar un idioma (Vídeo)

Luca ha preparado un vídeo donde nos habla de todos estos trucos y enfoques sobre el tema que hemos tratado en este artículo.

Este vídeo también puede verse en nuestro canal de YouTube. Está grabado en inglés, pero puedes verlo con subtítulos en español, inglés, francés o en otros idiomas.

 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube para ver más consejos

Espero que el vídeo te haya ayudado a saber cuál el momento adecuado para empezar a hablar un idioma. Recuerda que no hay una respuesta correcta o incorrecta…

Pero llegará un momento en que tengas que hacerlo. Hablar un idioma es una habilidad que se desarrolla a través de la práctica, así que solo aprenderás y mejorarás si lo practicas. Para empezar a practicar, no te pierdas estos artículos sobre el tema: