Para aprender un idioma, es fundamental mejorar tu capacidad de memorización. Nuestro cerebro tiene habilidades increíbles que a veces olvidamos explotar. De nada sirve quejarse de tener una mala memoria: todos podemos desarrollar la capacidad de memorizar y lograr resultados impresionantes. Por todo ello, con el fin de entrenar el cerebro y mejorar tu memoria, es necesario tener en mente 7 consejos que compartiré contigo en este artículo.

Última actualización 10/2/2020

como-mejorar-tu-capacidad-de-memorizacion-estilo-de-vida-y-habitos-alimenticios-mosalingua

8 consejos para mejorar tu capacidad de memorización

Estos consejos los he encontrado muy útiles para preparar mi mente y cuerpo antes de empezar con las sesiones de aprendizaje de un idioma extranjero. ¡Te sorprenderán los resultados!

Te invito, también, a leer nuestro artículo sobre métodos eficaces para memorizar vocabulario. En él encontrarás información clave para lograr este objetivo.

1. Maneja el estrés

El estrés es uno de los grandes enemigos de la memoria.  En periodos largos de tensión, es más difícil acceder a nuestra memoria. Esto se debe al aumento de los niveles de cortisona. Te preguntarás, entonces, cómo combatir del estrés.

A veces, una pequeña pausa es suficiente para sentirse bien, respirar inhalando y exhalando suavemente o moverse un poco de un lado a otro.

Practicar yoga o escuchar música relajante, o simplemente ver imágenes agradables, puede ayudarte antes de tu sesión de estudio.

En la página Moodturn puedes escuchar música relajante o sonidos de la naturaleza. Con diez minutos te sentirás como nuevo y listo para comenzar tu curso de idiomas.

 Otros consejos para disminuir el estrés:

  • Si tienes mucho trabajo o cosas que hacer, delega algunas tareas a otras personas que te puedan ayudar, por ejemplo, familiares, amigos o colegas.
  • Haz una lista de todas las actividades pendientes y clasifícalas por orden de prioridad.  Si en tu lista tienes muchas tareas, debes dejar algunas para más tarde o borrar algunas que tengan menos prioridad.
  • Prográmate para dedicar tiempo a las actividades que te gustan. Esto te ayudará a encontrar un mejor equilibrio físico.

2. Organiza tus actividades diarias

Tus días pueden verse llenos de tareas debido a una falta de una buena planificación. El estrés llega cuando nos damos cuenta de que el tiempo no nos alcanza para realizar todas las actividades que queremos hacer.

Por ello, es importante tener en cuenta algunos consejos: establece diferentes momentos del día para realizar tus actividades y momentos de pausa para memorizar el vocabulario aprendido. De esta forma lograrás llevar a cabo tus actividades de forma eficaz.

3. Duerme bien

La importancia del sueño es indiscutible. Sin embargo, a veces subestimamos esta actividad durante los diferentes procesos del aprendizaje de idiomas.

Es muy importante dormir el número suficiente de horas necesarias para descansar, pues durante la fase de sueño profundo el cerebro revisa toda la información recibida durante el día y efectúa relaciones entre ella, aumentando considerablemente tu capacidad para recordarla a largo plazo.

Lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas cada noche. Pero lo más importante es la calidad del sueño.

Consejos para dormir bien:

  • No utilices ninguna pantalla (teléfono, televisión, etc) unas dos horas antes de ir a dormir
  • Cena siempre algo ligero (verduras, proteínas, fruta, etc)
  • No cenes justo antes de ir a dormir (ves a dormir unas dos horas después de haber cenado)
  • Prepara el día siguiente antes de irte a dormir (repasa la agenda, prepara la ropa, etc). Así te irás a dormir sabiendo que lo tienes todo preparado.
  • Lee antes de dormir. Leer te relajará y te ayudará a seguir aprendiendo un idioma o cualquier otro tema de tu interés.
  • Repasa mentalmente tu día y piensa en las situaciones positivas que te han sucedido a lo largo del día. Aquello con lo que pensamos antes de dormir duerme con nosotros. Así que siempre duérmete pensando en cosas positivas o en metas que quieres alcanzar.

Para el estudio de idiomas, nuestro consejo es memorizar el vocabulario nuevo por la mañana y una vez bien despierto, ya que nuestro cerebro se encuentra más lúcido.

Por la noche lo mejor es hacer una revisión del vocabulario antes de dormir, así ayudamos a nuestro cerebro a recordar durante el sueño.

capacidad de memorización

4. Practica la meditación cada día

La vida moderna nos lleva a ir deprisa a todos lados y a tener miles de cosas por hacer. Por esto a veces olvidamos hacer pausas cortas que son de gran importancia para nuestra salud física y mental.

La meditación ha sido estudiada por científicos, que han comprobado sus beneficios a corto plazo. 

Meditar unos minutos al día te ayudará a aumentar tu capacidad de concentración (fundamental para estudiar), reducir los niveles de estrés y a que te sientas más relajado y enfocado en tus tareas diarias. Incluso dormirás mucho mejor.

No se trata de «no pensar en nada», si no de no dejarse llevar por los pensamientos que nos asaltan continuamente y llevar constantemente la concentración a nuestra respiración. Así paramos la mente y nos centramos en el presente.

5. Practica deporte regularmente

«Un espíritu sano en un cuerpo sano» dice el poeta Juvenal.

En efecto, practicar un poco de ejercicio ayuda a oxigenar tu cerebro y a aumentar tu nivel de atención.

Si no tienes tiempo puedes hacer algunos estiramientos matutinos o buscar algún vídeo en YouTube de pilates, yoga o algo de cardio. Con 20 minutos al día de actividad física que acelere tu corazón será suficiente.

6. No olvides la vida social

Conocer personas, quedar con amigos y destinar tiempo a realizar actividades sociales traerá muchos beneficios a tu salud mental: intercambiar opiniones y experiencias con otras personas, discutir o participar en debates es esencial para el buen funcionamiento de tu cerebro y, por ende, de tu memoria.

 

capacidad de memorización

7. Reflexiona sobre tus hábitos alimenticios

Con frecuencia pensamos en hacer dieta para perder peso, pero es importante recordar que la buena alimentación no se realiza únicamente con ese fin, si no que también ayuda a nuestro espíritu y a sentirnos bien con nuestro cuerpo.

Algunos alimentos son fundamentales para la salud y el bienestar de tu cerebro. Aquí te dejo una lista de alimentos que te pueden ayudar a sentirte sano y a mejorar tu capacidad de memorización.

capacidad de memorización

 

  • Salmón: El salmón contiene aceites grasos como el Omega-3, fundamental para el buen funcionamiento de la memoria. Si no te gusta el salmón, remplázalo por anchoas o sardinas. Además, el pescado contiene mucho fósforo.
  • Agua: La deshidratación tiene consecuencias negativas sobre las capacidades de nuestro cerebro. Recuerda tomar agua con frecuencia, sobre todo mientras estudias. Realizar pausas regulares (cada 30 o 40 minutos) y tomar agua durante ese tiempo será de gran ayuda para tu hidratación. De forma indicativa, se aconsejan unos 2 litros de agua al día. Pero sigue tu propio instinto y bebe cada vez que tengas sed.
  • Tomates: La vitamina C tiene un gran poder antioxidante, las propiedades del tomate son beneficiosas para el cerebro.
  • Leche y cereales: La leche es rica en calcio, potasio y vitamina B, tres componentes que  ayudan a nuestro cerebro. La mañana es el momento ideal para tomar esta bebida, sola o acompañada, por ejemplo, de cereales.
  • Frutas y más frutas: Intenta comer mucha fruta a diario o, si lo prefieres, toma zumo de frutas naturales para hidratarte y alimentarte bien. Las frutas aportan vitaminas y azúcares naturales que te ayudan a tener la energía necesaria y el equilibrio perfecto de nutrientes para estudiar y concentrarte.
  • Nueces: Las nueces contienen Omega 3, ya mencionamos sus virtudes.
  • Cebolla: La cebolla contiene una molécula llamada fisetina que mejora nuestra memoria a largo plazo.
  • Espinacas: Esta verdura ayuda a prevenir el Alzheimer gracias a sus grandes capacidades antioxidantes y a la presencia de selenium.
  • Huevos: Los huevos contienen vitamina E, ácido fólico y selenio, sustancias fundamentales para las membranas de tu cerebro.
  • Té verde: Excelente antioxidante, disminuye el riesgo de infartos cerebrales.
  • Lentejas: Esta legumbre ayuda a la oxigenación del cerebro y ayuda a mantener en buen estado el sistema nervioso por sus altos contenidos en vitaminas del grupo B.

Esperamos que estos 7 consejos para mejorar tu capacidad de memorización te motiven a aprender idiomas.

Así mismo, esperamos que te ayuden a lograr un equilibrio correcto entre tu mente y cuerpo, los cuales son clave para lograr verdaderos resultados en tu proceso de aprendizaje.