Antes de continuar, ¿qué quiero decir con ‘palabras difíciles’? Cuando empiezas a aprender un nuevo idioma, ya sea inglés, portugués, italiano o ruso, probablemente te encontrarás estancado en ciertas palabras que parecen imposibles de pronunciar o, peor aún, de memorizar. ¿Cuál es la mejor forma de aprender palabras difíciles? En este artículo, te daré algunos consejos para ayudarte a guardar estas palabras eficientemente en tu memoria a largo plazo.

Cómo aprender palabras difíciles

Las palabras difíciles son, también, aquellas que no tienen palabras que se parezcan o suenen parecido en español, haciendo difícil crear asociaciones o imágenes mentales que ayudan a memorizarlas. Además, están las palabras conocidas como ‘falsos amigos’, que son palabras que parecen similares en cierto idioma, pero que son en realidad ¡gemelas malvadas! Por ejemplo, los ‘falsos amigos’ pueden parecer como palabras en inglés que conoces, pero que definitivamente no significan lo mismo.

¿Misión imposible?

Cuando pensamos en aprender palabras difíciles, normalmente pensamos en las palabras que son difíciles de pronunciar. Por ejemplo, écureuil (ardilla) o serrurerie (cerrajero) en francés, o neighbourhood (vecindario) y strengthening (fortaleciendo) en inglés. Estas palabras puede que tengan letras que no sepamos cómo utilizar o sonidos que no son usados en español. Sin embargo, las palabras difíciles de pronunciar no son los únicos retos que a los que nos enfrentamos cuando aprendemos un nuevo idioma.

Existen otras palabras, por ejemplo la palabra colonel en inglés, en las que la forma cómo se escribe difiere considerablemente a cómo se pronuncia. ¿Por qué pasa esto? Tal vez para hacerles más difícil a los estudiantes del idioma inglés aprenderlo… Sin embargo, lo más probable es que esto tenga que ver con el origen de la palabra (esta proviene de la palabra italiana coronel).

Falsos amigos

También hay otras palabras que no son innecesariamente largas o extrañas, tal vez sean palabras que reconoces. Sin embargo, estas palabras en realidad no tienen nada que ver con sus palabras gemelas en inglés. Usualmente, esto resulta en confusión y en dificultad al intentar memorizarlas.

Estas palabras son las que llamamos ‘falsos amigos’ o ‘falsos relacionados’: palabras que se parecen a otras que conocemos, pero que no tienen el mismo significado. Estas no son fáciles de memorizar porque nos cuesta trabajo separarlas del ‘malvado gemelo’. Por ejemplo, en español la palabra «pan» no significa lo mismo que en inglés, pues pan en inglés es sartén. El español y el inglés tienen algunos falsos amigos en común, como también lo tienen el francés y el inglés. Para ilustrar lo anterior: no trates de llevarte a casa algunos libros de la librairie sin pagar, pues en realidad estás en una tienda de libros (bookstore) no en una biblioteca (bibliothèque).

 

aprender palabras difíciles

 

4 consejos para aprender palabras difíciles

Ya sea una caso de pronunciación, ortografía o simplemente no conocer la palabra, a continuación te comparto algunos trucos para ayudarte a aprender palabras difíciles.

1. Escucha la pronunciación y grábate a ti mismo pronunciándola

Creo que no podemos decirlo lo suficiente: uno de los métodos más afectivos para aprender nuevo vocabulario es escuchando el idioma. Mira películas y series de tv en el idioma que estás aprendiendo, escucha la radio y podcasts. Escuchando una palabra difícil varias veces en diferentes contextos podrás familiarizarte con esta. Palabras imposibles de pronunciar no te parecerán difíciles cuando escuches a alguien decirlas.

Dicho lo anterior, escuchar estas palabras difíciles no te ayudará mucho a pronunciarlas correctamente. Así, para añadir un nivel más de dificultad a tu proceso de aprendizaje, deberás practicar su pronunciación y grabarte mientras lo haces. Grábate repitiendo estas palabras en tu móvil, ordenador o en una grabadora en línea. Después, escucha a un hablante nativo del idioma pronunciarla en una película o en la App de Mosalingua. Luego compara tu pronunciación con la del hablante nativo e intenta reproducir los mismos sonidos que escuchas. Por supuesto, puede que necesites varios intentos para lograrlo, pero con un poco de práctica aprender palabras difíciles no será un reto imposible de alcanzar.

 

2. Olvídate de la ortografía (por ahora) y céntrate en el sonido

Algunas veces podemos quedar atrapados en la ortografía, lo cual puede afectar negativamente la forma como recordamos la pronunciación correcta de una palabra, específicamente en producir los sonidos correctos. Si, por ejemplo, estás usando la App de Mosalingua, enfócate primero en ejercicios de escucha y de repetición y no en los de escritura. Estos tipos de ejercicios te ayudan a perfeccionar tu memoria auditiva, la que queremos reforzar, y no la visual. Esto es especialmente útil para palabras como colonel, pues su ortografía puede hacerla difícil de memorizar.

Otra forma de centrarse solo en la pronunciación es aprender la fonética. Ciertas letras o combinaciones de letras hacen diferentes sonidos, y la misma combinación puede crear varios sonidos en diferentes idiomas. Es en este caso en el que el Alfabeto Fonético Internacional (IPA) es muy útil. Así, cuando leas una palabra fonéticamente, sabrás exactamente cómo se debe pronunciar, ya sea una palabra en español, italiano, alemán o en cualquier idioma. Si quieres aprender más acerca de este tema, te invito a mirar el Alfabeto Fonético Internacional, incluyendo la muestra que encontrarás a continuación. Así mismo, ¿sabías que Google muestra la pronunciación fonética cuando buscas definiciones?

 

aprender palabras difíciles

 

3. Divide, aprende por sílabas

Si te cuesta trabajo aprender palabras difíciles de una vez, principalmente porqué son largas y complejas, intenta separar dicha palabra en sílabas. Así, aprendiendo cortos segmentos será más fácil memorizarla. No solo las sílabas son más fáciles de aprender, también puede que te ayuden a aprender más acerca de la palabra en sí. A primera vista, puede que una palabra difícil no parezca familiar. Sin embargo, una vez te enfoques en las sílabas puede que te des cuenta que la palabra tiene una raíz en común con el español u otra palabra en inglés que ya conoces.

Este el caso de los idiomas pertenecientes a la familia de las lenguas romances u otros idiomas con una fuerte influencia del latín. Por ejemplo, la palabra grateful (agradecido) en inglés, tiene la misma raíz que en italiano (grato). ¿Notas algo? Claro que sí, facilísimo. Muchas palabras en francés, español, italiano y portugués tienen las mismas raíces en latín.

4. Memoriza el uso o el significado

Por último, trata de aprender palabras difíciles en contexto. Si tratas de memorizar una lista de vocabulario sin contexto, créeme, no vas a recordar la mayoría de palabras a largo plazo. Por lo anterior, te recomiendo que cuando aprendas una nueva palabra también aprendas a usarla en una frase. Así, no sólo aprenderás el significado, sino también cómo se usa generalmente. Hacer estas asociaciones es un gran truco para recordar eficazmente palabras difíciles.

Miremos un ejemplo: marchander significa «negociar» en francés. Cuando memorices esta palabra, puede que te ayude pensar en la palabra en inglés merchandise, sin embargo, no captura por completo su significado exacto. Démosle contexto, por ejemplo, con la siguiente frase: Tiens toi prêt à marchander dans les souks de Marrakech / “Get ready to bargain in the Marrakech Souks.” Ahora tienes una frase simple para recordar que te ofrece un buen contexto e imaginación, las dos siendo buenas técnicas para memorizar. Si alguna vez debes hablar acerca de negociar, te acordarás de los puestos coloridos de especias en los mercados de Marruecos y recordarás así la palabra merchander.

Así que la próxima vez que te cueste trabajo aprender palabras difíciles, ¡no te desesperes! Recuerda estos consejos y trata de aprender el significado, la pronunciación o los orígenes de la palabra. Por último, ¿por qué no compartir alguna palabra que te haya costado memorizar en la sección de comentarios? Puede que nuestros lectores tengan consejos útiles para ti.